La tragedia que enluta al sur

0
612

 

Una incomprensible tragedia enluta a Putumayo y Caquetá.  En el accidente registrado el viernes pasado en la vía Mocoa – Pitalito perdió la vida el conductor, Alexander Montoya, su pequeña hija Emily Andrea y dos pasajeras de la camioneta adscrita a la Unidad Nacional de Protección. Dos sobrevivientes se encuentran en delicado estado de salud.

GINNA TATIANA PIRAGAUTA G

RECPSUR PUTUMAYO

 

 

 

 

 

 

 

Algunos días después del accidente, Katherine empezó a recordar. ‘Morocho’ iba a gran velocidad y el carro del esquema de seguridad de la zona veredal se quedó sin frenos. Muy preocupado decidió hacer una arriesgada maniobra para tratar de detener el vehículo. En el último minuto les pidió a los pasajeros que venían con él en la camioneta Luv Dimax, doble cabina blanca, con placas DRW 826, adscrita a la Unidad Nacional de Protección; que sujetaran fuertemente a su hija Emily Andrea, de tan solo un año y medio de edad.

 

 

 

 

 

 

 

 

En el kilómetro 48+050 de la vía que conduce de Mocoa a  Pitalito, ‘Morocho’ chocó la camioneta de medio lado contra una gran roca que había a un lado de la carretera. El carro impactó violentamente contra el asfalto y salió disparada hacia un abismo que se ocultaba detrás de la roca. Katherine recuerda con mucha confusión que cuando la auxiliaron los paramédicos, decían que ella era la única sobreviviente.

 

 

 

 

 

 

 

Katherine fue trasladada a Pasto y su estado de salud es delicado. Ella pregunta insistentemente por la suerte de su amada hija Emily Andrea. Presiente lo peor. Llora en silencio. Nadie le ha contado que la bebe murió en el trágico accidente junto a su papá ‘Morocho’. Los médicos creen inconveniente que conozca la verdad. Fue operada y tiene programada otra cirugía.

 

 

 

 

 

 

 

En este lamentable accidente también falleció una acompañante de Carlos Andrés Montealegre Cabrera ‘Bernardo’, otro de los escoltas del esquema de seguridad de la zona veredal. Carlos Andrés se recupera paulatinamente. Trágicamente murió además Araceli Fajardo Díaz ‘Angie’, compañera de ‘Cucarro’, quien fue trasladado a Pitalito y se encuentra en estado de coma. Su condición de salud es crítica.

 

 

 

 

 

 

 

‘Tania 32,’ ‘La Peluda’

Katherine ingresó a las filas de las FARC-EP cuando estaba en el colegio. Se fue para la guerrilla como muchos jóvenes de los sectores rurales del Caquetá, que no encontraron una mejor posibilidad de vida. Se voló de su casa sin decirle a nadie e ingresó al Frente 32. Allí fue conocida como ‘Tania’, aunque sus compañeros insurgentes le llamaban ‘La Peluda’.

 

 

 

 

 

 

 

Tania 32’ es creativa y muy inteligente. Por esa razón participó de diversas escuelas de formación al interior de las filas insurgentes. Fue radista y siempre le apasionó la comunicación. Hizo parte de la Comisión de Comunicaciones ‘Domingo Biohó’ del Bloque Sur de las Farc-Ep. Allí realizó los primeros pasos de producción audiovisual y radiofónica, fotografía y diseño gráfico.

Cuando avanzaban los diálogos de paz entre el gobierno de Juan Manuel Santos y la insurgencia de las FAC-EP, ‘Tania’ oficializó su relación con ‘Morocho’. Meses después se enteró que estaba embarazada. Fue una noticia que recibió con mucha alegría y esperanza. Apeló a los acuerdos de La Habana en materia de género y pidió a sus superiores le permitieran continuar con su embarazo. Recibió simultáneamente apoyos y negativas, superó los obstáculos y continuó con su maternidad en las zonas de preagrupamiento, frutos de los avances en el proceso.

‘Tania 32’ realizó el traslado a la zona veredal con sus compañeros mientras su bebé crecía en su vientre. Inició los controles del embarazo cuando llegaron a la zona veredal ‘Heiler Mosquera’, en zona rural de Puerto Asís. Y en este municipio trajo al mundo a su gran amor: Emily Andrea.

 

 

 

 

 

 

‘Tania’ volvió a ser Katherine y conformó una familia con el ‘Morocho’. Esperaba con ansias que arrancaran las emisoras que prometió el Gobierno Nacional durante el proceso de paz. Validó el bachillerato y anhelaba estudiar Comunicación Social y Periodismo. Días antes del accidente participó en la Universidad Surcolombiana en un encuentro de mujeres excombatientes. Allí manifestó la importancia de su familia en su vida, especialmente de su hija de año y medio de edad, así como su anhelo de estudiar. Hoy su estado de salud es delicado.

 

 

 

 

 

 

Tragedia y dolor

Alexander Montoya ‘Morocho’ tenía 35 años de edad. Desde pequeño fue un destacado trabajador del campo y luego combatiente de las Farc-Ep. Era un muchacho humilde de extracción campesina.

 

 

 

 

 

 

 

 

Hacía poco tiempo se desempeñaba como escolta y conductor. Fue la profesión que escogió luego de dejar las armas, gracias al proceso de paz. Era un hombre moreno, alto y corpulento. Cuidaba a su familia con dedicación. Se sentía feliz de estar trabajando como escolta. Participaba de las actividades realizadas en la zona veredal.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Araceli Fajardo Díaz ‘Angie’ fue combatiente de las Farc-Ep. Tenía 32 años de edad. Hizo parte de la comisión que realizó pedagogía de los Acuerdos de Paz en el Putumayo.

Hace algún tiempo había iniciado una relación formal con Robinson ‘Cucarro’, un excombatiente muy reconocido en Caquetá y Putumayo. ‘Angie’ falleció en el siniestro. Su familia trasladó su cuerpo sin vida al Caquetá para realizar allí su sepelio.

‘Cucarro’ participó en la X Conferencia Nacional Guerrillera que ratificó los acuerdos firmados entre el Gobierno Nacional y las Farc-EP.

Fue el director de la orquesta musical ‘Los rebeldes del sur’ conformada por exintegrantes del Bloque Sur de las Farc, pertenecientes a la escuela de formación cultural ‘Manuel Marulanda Vélez’.

Actualmente ‘Cucarro’ se desempeña como presidente de la Junta de Acción Comunal del Espacio Territorial para la Reincorporación de La Carmelita Se destaca por su entrega y disposición en el trabajo colectivo. Después del accidente permanece inconsciente. Sus familiares y amigos ruegan por su salud.

Doloroso adiós 

El sepelio de ‘Morocho’ y la bebé se realizó esta tarde en Mocoa.

 

 

 

 

 

El domingo fueron velados en la zona veredal en medio de la inmensa tristeza y de la incredulidad de la comunidad Fariana, enlutada por la tragedia de esta familia que sobrevivió a la guerra y que hoy trataba de reincorporarse a la sociedad.

 

 

 

 

 

 

 

Amigos y familiares esperan el resultado de las investigaciones para conocer las causas de esta terrible tragedia. Katherine sigue luchando por su vida con la fuerza de sus 19 años de edad. La familia piensa en su recuperación y en contarle lo sucedido de la mejor manera. Les urge apoyo psicosocial.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here