El ojo de Yesid Doncel

0
1
El dirigente comunitario Yesid Doncel ha estado en las luchas campesinas más significativas de los últimos treinta años en el Caquetá. Que su imagen no sea la de su enfermedad en el ojo derecho, sino la de lo que sus ojos han visto.
Oscar Neira, Florencia.

Bajo Caguán, años 80. Tiempos de organización campesina en territorios lejanos a las dinámicas económicas, políticas, administrativas de la nación colombiana. Yesid Doncel llega del centro del país, como gran parte de los que habitan hoy el Caquetá, e ingresa a las dinámicas comunitarias de una región que se organizó para subsistir. Fue secretario de Junta de Acción Comunal, Presidente de Asojuntas en Cartagena del Chairá, concejal de la Unión Patriótica en dos ocasiones, fundador del esquema de los núcleos comunales en el municipio de Cartagena del Chairá, figura que ha sido un referente para los procesos organizativos en el Caquetá.

Los años noventa y el siglo XXI también lo vieron estar en las luchas sociales. Paros cívicos, educativos, marchas campesinas,  movilizaciones de carácter nacional, fundación de organizaciones sociales, ponerle el pecho a la lucha aun cuando los paramilitares estuvieran en el Caquetá asesinando a líderes sociales.

Yesid Doncel ha visto la lucha social en el departamento. Que su imagen no sea la de su enfermedad en el ojo derecho, sino la de lo que sus ojos han visto: la historia de cómo los campesinos, las comunidades rurales, han luchado por sus derechos, en medio de la guerra.

Antes de partir a Bogotá, en donde ha tenido que luchar contra un sistema de salud negligente,  Yesid Doncel habló sobre sus luchas. Firme, digno como siempre, agradeció el apoyo de sus amigos.

Yesid Doncel cuenta sobre sus luchas en el Caquetá

Mi nombre es Yesid Doncel, dirigente campesino del Caquetá, de 34 años, casi 35 años de lucha que inicié en el bajo Caguán, más exactamente en Camelias en 1984. He sido dirigente desde secretario de una junta de acción comunal en el municipio de Cartagena del Chairá, hasta Presidente de la Asociación de Juntas, siempre defendiendo los intereses de las clases menos favorecidas, especialmente de los campesinos. Fui concejal de la Unión Patriótica, durante dos periodos en el municipio de Cartagena del Chairá, fundador del esquema de los núcleos comunales en el municipio de Cartagena del Chairá, figura que hoy se ha extendido a todos los municipios del departamento del Caquetá. Fundador de Coordosac, más exactamente en el 2010, una organización campesina, ambiental y defensora de Derechos Humanos que hoy está posicionada en lo más alto en el departamento y a nivel nacional y todavía estoy trabajando para la organización.

Procesos de protesta, de lucha popular que hemos protagonizado, liderado, desde 1987, cuando la toma del parque Santander en Florencia, a la cual salimos más de 10 mil campesinos a tomarnos el parque, luego vino otra toma, esta vez en El Paujil, en 1992 con la conmemoración de lo que nos han querido mostrar como el descubrimiento de América, luego vinieron las marchas cocaleras en 1996, que todo el mundo conoce las consecuencias funestas de estas, nos tocó aportar vidas, sangre y una lucha tenaz que se prolongó por tres meses. Luego han venido las luchas más recientes, en el año 2010 la primera salida como movimiento político y social Marcha Patriótica, el 20 de julio de 2010, la conmemoración de los 200 años de supuesta independencia.

Luego hemos hecho otras movilizaciones, el 1 de mayo de 2011, esta fue liderada por nosotros desde Coordosac, los paros por la educación entre abril y mayo de 2013, el cual tuvo como resultado el nombramiento de 420 docentes, de manera provisional, pero nombramientos al fin y al cabo y antes del 2012 habíamos hecho otra toma a la ciudad de Florencia, que la denominamos la semana de la indignación, del 4 al 12 de octubre del 2012 y luego el paro nacional agrario y popular, que en el Caquetá fue donde más resistimos, casi dos meses haciendo resistencia y que tuvimos a Florencia bloqueada durante doce días, llegándose a decretar emergencia sanitaria y de salud, por todo lo que conlleva estas situaciones. Estas han sido parte de las luchas en las que modestamente he estado en el departamento de Caquetá. Nunca me he salido de los parámetros y todas mis actuaciones han sido, considero yo, trasparentes, con toda la responsabilidad del caso. Nunca he estado por fuera de la línea revolucionaria y quiero seguir siendo revolucionario.