Agresión a sicólogo de Uniamazonia o el ambiente perfecto para el control

0
625
La Universidad de la Amazonia, ha sido, a pesar de muchos problemas de autoritarismo, un lugar de puertas abiertas.

Con un gran despliegue mediático directivos de la Universidad de la Amazonia dieron a conocer la agresión que sufrió el sicólogo de la universidad, Julio César Sánchez, en uno de los baños de la sede central. Detalles del hecho no se conocieron y a razón de ello distintos sectores estudiantiles de la universidad están pidiendo claridades a la administración de Gerardo Castrillón porque existen versiones sobre que el hecho sería un montaje para ambientar una serie de medidas represivas y de control en la Uniamazonia.

El equipo de representación estudiantil ante el Consejo Superior Universitario, planteó públicamente, mediante cinco puntos, una serie de situaciones que, sin desconocer la agresión ni justificar el uso de la violencia, llevan a pensar que lo sucedido al sicólogo en uno de los baños generó el ambiente perfecto para que luego se tomaran medidas represivas y de control que afectan directamente a los estudiantes.

Los estudiantes, por ejemplo, pidieron que las autoridades certifiquen el tipo de agresión y el tipo de arma que se utilizó. Asimismo, se mostraron dispuestos a ayudar en las investigaciones mediante el aporte de versiones oculares y de oída sobre el hecho que muestran una realidad diferente a la que con diligencia desde bienestar universitario hicieron circular a los medios.

Una de las plazoletas de la Universidad de la Amazonia.

Estigmatización contra comunidad canábica

En uno de los puntos, los estudiantes rechazan las estigmatizaciones de las que han sido víctimas algunos sectores estudiantiles a raíz del hecho. Para los estudiantes es irresponsable la sugerencia realizada en bienestar universitario en el sentido de que un sector habría cometido el acto. El equipo de representación estudiantil ante el Consejo Superior Universitario se refiere a la comunidad canábica, la cual ha venido promoviendo escenarios de construcción colectiva de espacios para el libre desarrollo de la personalidad, sin lógicas revanchistas o represoras a las cuales el equipo de bienestar universitario les está respondiendo con evasivas y conspiraciones que los lleven a una lógica represiva, ajena a la construcción democrática.

No activaron protocolos de seguridad

Finalmente, los estudiantes plantean que luego de ocurrido el hecho de la agresión, los protocolos de seguridad por parte de la universidad no se activaron, lo que no contribuyó a la captura de los supuestos responsables. Además, denunciaron que un funcionario de bienestar universitario habría manipulado la escena de los hechos “pues existe una versión que sustenta que dicho funcionario no permitió el ingreso al baño donde supuestamente fue agredido el psicólogo, generando así una omisión de socorro ante la intención de conocer el estado del funcionario “supuestamente agredido”.

Trayectoria de grupos estudiantiles estigmatizados

Con estas versiones, los estudiantes sugieren que algunos funcionarios, aprovechando la ausencia del Rector Gerardo Castrillón durante algunos días, apresuraron desde sus posiciones ideológicas proclives al autoritarismo, una estrategia de persecución contra los sectores estudiantiles que han venido pidiendo la defensa de las zonas verdes de la universidad, que han cuestionado los procesos de planeación del desarrollo de la infraestructura universitaria, como en el caso de las dos hectáreas de la gobernación, a juicio colectivo “una oportunidad para que se aportara parte de ese terreno al crecimiento de la universidad”; también los estudiantes han criticado el caso de la cancha de la sede centro que destruyó senderos de árboles abuelos y aniquiló las zonas verdes del campus centro.

De igual forma, los sectores estudiantiles que están siendo estigmatizados a raíz del hecho en el que resultó implicado el sicólogo de la universidad, han denunciado casos de corrupción al interior del centro de estudios universitarios, y han venido apoyando la implementación de los acuerdos, concretamente en el punto 4 que trata sobre la población consumidora a la que le quieren achacar el hecho.

Responsabilizan a Bienestar Universitario

Para el equipo de representación estudiantil ante el Consejo Superior Universitario, será responsabilidad de la oficina de Bienestar Universitario y las directivas de la universidad “cualquier suceso que comprometa la vida de estudiantes que hoy han adelantado algunos procesos en la universidad, procesos que pueden ser mal vistos desde algunas estructuras de la universidad y los cuales pueden ser perseguidos a punta de montajes”.

¿Sicólogo al sicólogo?

Finalmente, además de pedir que el sicólogo de la universidad se haga un estudio sobre el estado de su salud mental, también pidieron que la administración de Gerardo Castrillón, cuya bandera es la Universidad hacia el posconflicto, profundice “en la política sobre el consumidor que arrojan los acuerdos, hacemos el llamado a la U para que aborde este tema de manera más pedagógica, pues hasta el momento a la juventud se le culpa de situaciones sin brindar opciones que motiven el conocimiento científico”.

Disposiciones de la Rectoría después del hecho

Entre tanto, luego del hecho que los estudiantes presumen como un montaje, la Rectoría, en consecuencia con el ambiente generado por la agresión al sicólogo, emitió una serie de disposiciones para “garantizar la seguridad” dentro de las instalaciones universitarias. Las más radicales y polémicas, son:

– A partir del día 14 de noviembre de 2017, todos los estudiantes de Pregrado y posgrado, así como los docentes y funcionarios administrativos, deberán portar y presentar el carné estudiantil para el ingreso a todos los campus de la Universidad de la Amazonia.

– Las personas visitantes al momento de su ingreso deberán presentar su documento de identidad manifestando al personal de seguridad, el área a la que se dirige para el respectivo registro.

– Al observar personas que deambulen de forma sospechosa por las instalaciones, debe reportarse al personal de seguridad inmediatamente, con el fin de proceder a identificar y validar su estadía en el lugar.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here